Kikü surgió cuando nació mi hijo Fran, en 2016. Como cualquier madre, empecé a preocuparme por nuestros niños, y quise buscar el mejor calzado para ellos. Después llegó al mundo Leonor. Ambos me ayudan cada día a comprender que cada personita es única, y eso debe reflejarse también en su atuendo. Siempre me ha entusiasmado la conciencia medioambiental, y dejar un mundo habitable y próspero a los más jóvenes es otro de mis objetivos.

Anteriormente, yo ya había obtenido una gran experiencia en el diseño y fabricación de zapatos infantiles, gracias a nuestra empresa familiar, MAÁ (Manuela, Amanda y Antonio); así como a Manuela De Juan (la firma de mi madre). 40 años de tradición nos avalan. Así fue como traté con destacados clientes como las familias reales de BélgicaDinamarca o Países Bajos. También celebridades como Angelina Jolie, Jessica Alba, Sarah Jessica Parker, Halle Berry, Victoria Beckham o Heidi Klum, han confiado en nosotros.

Con la marca Kikü, he querido apostar por una fabricación más sostenible (100% en la Comunidad Valenciana), adaptativa y con diseños que cuentan con mi sello personal. Recientemente, la realeza británica (los Duques de Cambridge) Nuria Roca, la familia Lladró o Carmen Alcayde han elegido nuestra marca para calzar a sus pequeños.

La garza, el ave autóctona de Valencia que forma nuestro logotipo, es cada vez es más conocida, y es algo que me enorgullece, pues representa la unión entre dos culturas que me apasionan: la “terreta” y la japonesa. De hecho, la idea de incorporar cerezas como elemento gráfico también proviene de ahí, así como el nombre de la firma: la palabra kiku significa “crisantemo” en el idioma nipón, y es todo un símbolo nacional.

Además, por supuesto, en nuestra entidad estamos orgullosas de miles de clientes que visitan nuestras tiendas físicas en Valencia. Allí, los peques vienen, juegan, nos dibujan cosas, corretean probándose diferentes modelos... Esa alegría, ilusión y ternura es inigualable. No en vano, la expresión “como niñ@ con nuevos zapatos” ilustra muy bien cómo es mi día a día en Kikü, así como el de nuestras magníficas vendedoras, que otorgan una atención personalizada para los pies no sólo de los peques, sino también de muchas Además, por supuesto, en nuestra entidad estamos orgullosas de miles de clientes que visitan nuestras tiendas físicas en Valencia. Allí, los peques vienen, juegan, nos dibujan cosas, corretean probándose diferentes modelos... Esa alegría, ilusión y ternura es inigualable. No en vano, la expresión “como niñ@ con nuevos zapatos” ilustra muy bien cómo es mi día a día en Kikü, así como el de nuestras magníficas vendedoras, que otorgan una atención personalizada para los pies no sólo de los peques, sino también de muchas mujeres que también confían en nuestros diseños ecológicos, atractivos y ultracómodos.

Nuestras hormas son perfectas para adaptarse a la edad y al pie de cada niña y niño. Esto, junto a la tecnología de su suela y los tintes y fibras totalmente naturales e inocuos que utilizamos, hacen a Kikü un calzado excepcional, según algunos eminentes podólogos infantiles de nuestra región.

Gracias por confiar en nosotros. Me encantaría que probéis los zapatos y que nos comentéis realmente qué resultado os han dado, pues queremos niños sanos, felices y con determinación para cuidar nuestro planeta,

Un beso y saludos,